Traducción al Español

RAÚL CAÑIBANO: CUENTA CUENTOS
_____________________________________________
Ron Herman

Cuando la gente piensa en fotografía cubana, inmediatamente vienen a la mente imágenes de heroicas guerrillas de la revolución cubana. Uno no encuentra los rostros de Che, Fidel o Camilo Cienfuegos en la obra del fotógrafo cubano Raúl Cañibano, nacido en 1961, dos años después del triunfo de la revolución. En su lugar se encontrará que Cañibano es un cuenta cuentos de corazón, el cual utiliza su cámara para narrar la historia de su país, de su gente y de sus dificultades en la era post-revolucionaria.

Cañibano fue entrenado como soldador especializado en La Habana y fue mientras trabajaba en aviación civil cuando se despertó su interés por la fotografía. En 1987 viajó al municipio de Manatí, localizado en el extremo este de Cuba, donde Cañibano vivió gran parte de su niñez. Para este paseo, un amigo le prestó una cámara rusa con el objetivo de tener memorias del viaje. Durante el trayecto, Raúl conoció a un maestro de escuela primaria el cual lo introdujo al estudio fotográfico y al cuarto oscuro. Aquí él vio fotografías siendo reveladas e impresas, lo cual le produjo una profunda impresión. Al volver a La Habana, con el poco dinero que tenía disponible, él compró el equipo para montar su propio cuarto oscuro y se inició en el campo de la fotografía. Inicialmente Cañibano tomó fotos en fiestas de niños para complementar sus ingresos, pero gradualmente sintió la necesidad de hacer algo más expresivo con su fotografía. En 1991, mientras caminada por La Habana Vieja, visitó la exhibición del fotógrafo cubano Alfredo Sarabia, conocido por su estilo basado en realismo mágico. “Cuando vi las imágenes de Sarabia yo quedé pasmado,” dijo Cañibano. “Sus fotos tuvieron tal impacto en mí que en cuestión de pocos días le di a mi jefe mi carta de renuncia y cambié el soplete de soldador por el lente de la cámara. Así me determiné a convertirme en fotógrafo.”

Su cambio de carrera ocurrió durante el “Periodo Especial” en Cuba, justo después del colapso de la Unión Soviética y del bloque socialista durante la década de 1990. En estos años, muchos de los recursos básicos para vivir se volvieron escasos y peor aún los materiales fotográficos provenientes de Alemania Oriental, los cuales no volvieron a arribar a Cuba. Muchos de los trabajos documentales de Cañibano de estos primeros años de trabajo se arruinaron a causa de que estuvo forzado a utilizar película y químicos expirados, al ser los únicos disponibles pues se detuvo el intercambio comercial.

Al no existir escuelas de fotografía en Cuba, Cañibano fue autodidacta en su aprendizaje fotográfico. Utilizando libros él estudió acerca de la fotografía, así como los principios básicos de composición. Este método de aprendizaje lo encontró aburrido y poco efectivo, así Cañibano optó por estudiar a los maestros de fotografía y pintura, lo cual le ayudó grandemente con su composición. Él desarrolló un método para componer sus imágenes basado en Clasicismo, el cual todavía se puede entrever en sus fotografías. Sus imágenes evocan a los fotógrafos clásicos de los años 1930, como Walker Evans, quien también hizo trabajos fotográficos en La Habana.

El uso de composiciones poco comunes y los múltiples planos encontrados en una misma imagen, hacen que el trabajo de Cañibano nos recuerde la obra de Josef Kouldelka y Sebastião Salgado. Si bien Cañibano ha estudiado y observado el trabajo de los maestros, él ha logrado desarrollar un estilo muy personal y propio que lo hace distinguirse de sus contemporáneos. “Mi objetivo es lograr una fotografía misteriosa,” dice él. Cuando Cañibano trabaja en fotografía con su objetivo favorito de 28 mm, él logra capturar yuxtaposiciones con un agudo sentido del humor o formas que se fusionan de tal manera que engañan al ojo humano. Tal vez esto se debe a la influencia de los pintores y fotógrafos surrealistas que él admira grandemente. “Yo no estoy interesado en la persona; más bien en lo que está pasando alrededor del sujeto,” dice Cañibano. “A mí me gusta componer imágenes con varios elementos interesantes. Esto hace una fotografía muy difícil de visualizar dado que son varias las personas capturadas en una escena, en un instante determinado. Cañibano tiene la intuición de reconocer cuando apretar el disparador de la cámara, en el momento preciso cuando todos los elementos están perfectamente posicionados dentro del marco. Es como si él hubiera adaptado el método de Henri Cartier-Bresson, “El Momento Decisivo” al caos embriagador de Cuba, donde un espacio muy pequeño es a menudo utilizado para propósitos muy diferentes. Él captura el ápice de múltiples historias que ocurren al mismo tiempo en una escena, definiendo así “El Momento Decisivo Cubano.”

Cañibano crea ensayos fotográficos de diferentes tópicos que él desarrolla durante un periodo de varios años. A través de sus series, las imágenes de Cañibano cuentan la historia diaria de los cubanos en la ciudad (Crónicas de la Ciudad) y en el campo (Tierra Guajira), y confronta la soledad y abandono del adulto mayor en Cuba (Ocaso). “Yo trato de construir un discurso entre un grupo de imágenes, desarrollando una historia personal con principio y final,” dice Cañibano, “utilizando la misma estructura que usan los reporteros (quién, dónde, por qué y cómo). Él nos introduce a sus sujetos a través de encuadres sumamente estrechos, los cuales nos acercan íntimamente al grupo de sus personajes y nos envuelve en sus vidas. Sus ojos rápidamente mapean la escena, incluyendo solo los elementos necesarios para transmitir la historia, dando como resultado un punto de vista apasionado. “Yo creo que soy un narrador visual. Yo describo mi lugar y mi tiempo de una forma muy personal,” dice Cañibano.

Con el objetivo de revisitar las experiencias de su niñez, Cañibano empezó la serie Tierra Guajira en 1999. El retornó por varios meses consecutivos a esta región rural de la isla donde él creció, viviendo día a día con los campesinos y experimentando con ellos sus gozos y dificultades. Su previa vinculación con esta comunidad y su familiaridad con los sujetos facilitaron que su cámara se volviera invisible, permitiéndole capturar estampas de la vida diaria de los campesinos en áreas rurales de una forma desprevenida. “Este proyecto tiene un elemento antropológico,” dice Cañibano, “porque mi intención es documentar una forma de vida y las costumbres que pueden llegarse a perder con el transcurso del tiempo y los cambios experimentados por una sociedad conforme se va desarrollando.” En 1999, él ganó el Gran Prix de la Exhibición de Fotografía Nacional Cubana con su serie Tierra Guajira. En el año 2000, él fue uno de los once fotógrafos seleccionados para la exhibición 50 Años de la Fotografía Cubana, en el Royal National Theatre de Londres, la cual mostró el trabajo de los fotógrafos cubanos más importantes después del triunfo de la revolución.

Al reflexionar acerca de su trabajo, él dice, “Lo que yo hubiera deseado lograr es capturar el amor y la nobleza de la familia cubana campesina.” Cañibano cuenta la historia de su Cuba, con todas sus maravillas, sus luchas y humanidad.

 
_____________________________________________

Cañibano, Raúl. Entrevista personal. 13 de Agosto del 2014.

___. Entrevista personal. 12 de Septiembre del 2014.

Castellanos Simon, Willy and Herrera Téllez, Adriana. “The Island Re-Portrayed.” Raúl Cañibano. Madrid: La Fábrica, 2013. 90-93. Print

Cortés, Dharma. “Fotografia from the inside out (en Cuba).” Newlatina.net. 18 Nov. 2011. Web. 4 Sept. 2014.

Suarez De Jesus, Carlos. “Cuban Photographer Raúl Cañibano Captures Real Life on the Island.” Miaminewtimes.com. 14 Mar. 2013. Web. 4 Sept. 2014.

Teresa, Adriana. “In the Heart and Soul of Cuba.” Lens.blogs.nytimes.com. The New York Times, 4 June 2010. Web. 4 Sept. 2014.

Ensayo © 2014, Ron Herman
Traducción al Español © 2014, Alejandra Chaverri

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s